Torres del Paine de ensueño como destino otoñal

  • Con un velo de tonalidades anaranjadas se viste el paisaje de Reserva Cerro Paine, convirtiéndose en una experiencia totalmente única para sus visitantes. Descubre la magia de sus senderos y miradores, y disfruta de cabalgatas, trekking y del contacto con los baqueanos de la Patagonia, durante marzo y abril.

Finalizada la temporada de verano, Torres del Paine cambia su apariencia y se viste de maravillosas tonalidades anaranjadas para recibir el otoño, diferenciando la experiencia en sus senderos y disfrutando de actividades especiales con nuevas temperaturas.

Para Steve Johnson, Jefe de Guías de Hotel Las Torres, el otoño es su estación favorita en Reserva Cerro Paine, y es que la naturaleza muestra su esplendor al intensificarse el frío y la lluvia, abriendo mayores oportunidades de avistamiento del Puma y de disfrutar con todos los sentidos de la magia de la Patagonia, en su estado más puro.

La Reserva se mantiene con vientos moderados en estos meses, y si bien cierra su sendero O, el W permanece abierto hasta fines de abril. Algunas aves emigran con el cambio de temporada, y la vegetación comparte sus cambios para la admiración de sus visitantes, siendo el panorama perfecto para caminantes y amantes de la fotografía. Actividades como rutas para mountainbike, cabalgatas y trekking son parte de la propuesta, sin excluir otras experiencias como la degustación de un cordero al palo, el contacto con la comunidad patagónica de Los Baqueanos o la visita a la pesebrera.

Johnson recomienda planificar el recorrido y ver opciones de alojamiento, ya sea en refugio, hotel o camping. Asimismo, es útil informarse sobre los horarios de apertura de los senderos, evaluar el nivel de dificultad de la ruta, y llevar comida preparada dado que se prohíben fogatas y uso de cocinilla. “Si bien contamos con guardaparques que controlar el acceso de todo visitante, es importante saber que existen posibilidades de contratiempo en toda excursión o accidentes inesperados, lo que podría postergar su salida y para ello, siempre aconsejamos llevar comida extra e indumentaria apropiada para el frío, la lluvia y el viento, al menos una capa de abrigo extra, bastón de apoyo para descensos y evitar el uso de calzado nuevo, ya que frecuentemente ocasionan heridas en el pie”.

Alejandra Covacevich, Product & Experience Manager de Reserva Cerro Paine, recomienda vivir al menos un amanecer en Torres del Paine y ser testigo en primera persona de las maravillas que ofrece la naturaleza en este rincón del mundo. Aconseja respetar las instrucciones de los guardaparques, mantenerse dentro de los senderos, respetar la flora y fauna, y los horarios de apertura y cierre de los senderos. Precisa que: “La invitación es a descubrir las oportunidades para adentrarse en la naturaleza y aprender de la cultura patagónica, y entender que Torres del Paine es más que un destino tradicional de trekking. También se puede enriquecer la experiencia a través del mountainbike, la cabalgata, la caminata en hielo, la escalada y los recorridos en kayak. En la Reserva, con apoyo de los guías turísticos, es posible planificar con horas de anticipación, una serie de excursiones y actividades, o bien realizar el circuito W en 5 días y el O en 8”.

Las temperaturas bajas y la lluvia posiblemente impedirán las escaladas, si es ese su interés; no obstante existe una amplia variedad de aventuras que harán de su travesía una experiencia única, manteniendo el sello magallánico. Se aconseja salir de Puerto Natales en el bus de las 7 AM o el de las 12, de modo de disfrutar durante de la tarde de excursiones guiadas. La reserva abre en horario de 8:00 a 20:00 horas, y también es accesible en auto, camioneta o bicicleta.