Noticias

Torres del Paine de ensueño como destino otoñal

  • Con un velo de tonalidades anaranjadas se viste el paisaje de Reserva Cerro Paine, convirtiéndose en una experiencia totalmente única para sus visitantes. Descubre la magia de sus senderos y miradores, y disfruta de cabalgatas, trekking y del contacto con los baqueanos de la Patagonia, durante marzo y abril.

Finalizada la temporada de verano, Torres del Paine cambia su apariencia y se viste de maravillosas tonalidades anaranjadas para recibir el otoño, diferenciando la experiencia en sus senderos y disfrutando de actividades especiales con nuevas temperaturas.

Para Steve Johnson, Jefe de Guías de Hotel Las Torres, el otoño es su estación favorita en Reserva Cerro Paine, y es que la naturaleza muestra su esplendor al intensificarse el frío y la lluvia, abriendo mayores oportunidades de avistamiento del Puma y de disfrutar con todos los sentidos de la magia de la Patagonia, en su estado más puro.

La Reserva se mantiene con vientos moderados en estos meses, y si bien cierra su sendero O, el W permanece abierto hasta fines de abril. Algunas aves emigran con el cambio de temporada, y la vegetación comparte sus cambios para la admiración de sus visitantes, siendo el panorama perfecto para caminantes y amantes de la fotografía. Actividades como rutas para mountainbike, cabalgatas y trekking son parte de la propuesta, sin excluir otras experiencias como la degustación de un cordero al palo, el contacto con la comunidad patagónica de Los Baqueanos o la visita a la pesebrera.

Johnson recomienda planificar el recorrido y ver opciones de alojamiento, ya sea en refugio, hotel o camping. Asimismo, es útil informarse sobre los horarios de apertura de los senderos, evaluar el nivel de dificultad de la ruta, y llevar comida preparada dado que se prohíben fogatas y uso de cocinilla. “Si bien contamos con guardaparques que controlar el acceso de todo visitante, es importante saber que existen posibilidades de contratiempo en toda excursión o accidentes inesperados, lo que podría postergar su salida y para ello, siempre aconsejamos llevar comida extra e indumentaria apropiada para el frío, la lluvia y el viento, al menos una capa de abrigo extra, bastón de apoyo para descensos y evitar el uso de calzado nuevo, ya que frecuentemente ocasionan heridas en el pie”.

Alejandra Covacevich, Product & Experience Manager de Reserva Cerro Paine, recomienda vivir al menos un amanecer en Torres del Paine y ser testigo en primera persona de las maravillas que ofrece la naturaleza en este rincón del mundo. Aconseja respetar las instrucciones de los guardaparques, mantenerse dentro de los senderos, respetar la flora y fauna, y los horarios de apertura y cierre de los senderos. Precisa que: “La invitación es a descubrir las oportunidades para adentrarse en la naturaleza y aprender de la cultura patagónica, y entender que Torres del Paine es más que un destino tradicional de trekking. También se puede enriquecer la experiencia a través del mountainbike, la cabalgata, la caminata en hielo, la escalada y los recorridos en kayak. En la Reserva, con apoyo de los guías turísticos, es posible planificar con horas de anticipación, una serie de excursiones y actividades, o bien realizar el circuito W en 5 días y el O en 8”.

Las temperaturas bajas y la lluvia posiblemente impedirán las escaladas, si es ese su interés; no obstante existe una amplia variedad de aventuras que harán de su travesía una experiencia única, manteniendo el sello magallánico. Se aconseja salir de Puerto Natales en el bus de las 7 AM o el de las 12, de modo de disfrutar durante de la tarde de excursiones guiadas. La reserva abre en horario de 8:00 a 20:00 horas, y también es accesible en auto, camioneta o bicicleta.

Reserva Cerro Paine promueve plan de reforestación con apoyo de voluntariado civil y empresarial

  • Más allá del turismo sustentable, la Reserva hoy tiene un compromiso prioritario con la conservación biológica y cultural del territorio a 25 años plazo; misión que inspira un ambicioso esfuerzo en conservación, investigación y educación ambiental.

 

Más de 6 mil lengas espera plantar este año la ONG AMA Torres del Paine en la Reserva Cerro Paine, gracias a un vivero forestal y una campaña conservacionista que espera encontrar eco en la sociedad civil. La iniciativa constituye lo que se puede considerar una segunda etapa del proyecto 20 mil lengas para El Paine, el cual logró movilizar a la comunidad local para plantar algo más de 17 mil plántulas de lenga con ayuda 700 escolares de la Región de Magallanes en las plantaciones realizadas en el Parque Nacional Torres del Paine.

Este es un programa participativo de reforestación del bosque nativo y convoca a actores civiles de colegios, comunidades locales, universidades y empresas. Asimismo, cuenta con apoyo de un equipo de guardaparques que se suman a las dinámicas de mantención de senderos y señalética, además del control de entrada a la reserva y de cierre de accesos, principalmente el sendero más visitado que registra hasta 1000 turistas diariamente en temporada alta.

 

“El control y la gestión territorial se pueden considerar los principales instrumentos de la conservación, dado que ayudan a evitar incendios y permiten dar recomendaciones directas y efectivas, mediante el levantamiento de información y la educación ambiental, al visitante y a los trabajadores de la Reserva. Este año hubo cerca de 25 charlas de expertos sobre flora y fauna, además de conversatorios culturales sobre la convivencia responsable con el Puma y la compatibilidad con un turismo sustentable en la región “, indica Nelson Bahamonde, director de Investigación y Educación Ambiental de AMA Torres del Paine.

Bahamonde, de formación biólogo, hoy asegura con orgullo que los incipientes esfuerzos que parten con la creación de la ONG en 2004, hoy conjugan líneas de trabajo ambientales y sociales, de modo que Cerro Paine conserve su diversidad natural por 25 años y más, que no habrían sido posible sin la voluntad y visión de los propietarios. Señala que: “El más grande de todos los logros es que convertimos a la Estancia Cerro Paine en un área protegida privada, una reserva natural y cultural; lo que hace más tangible nuestro compromiso conservacionista a largo plazo en resguardo de la biodiversidad patrimonial de nuestra zona”.

 

Este hito cambia el objetivo de manejo del territorio, trascendiendo al desarrollo de emprendimientos turísticos sustentables, y priorizando el compromiso de conservación biológica y cultural. Mejorar los senderos de la Reserva y la calidad de los suelos erosionados a través de campañas como “Tu mejor huella para El Paine”, “Reforestar apadrinando una lenga”, educar en la prevención de incendios y en la convivencia con la flora y fauna, principalmente con el Puma; son solo alguna de las muchas actividades que considera este plan maestro en conservación.

Reserva Cerro Paine busca favorecer el desarrollo de una cultura conservacionista, con acciones dirigidas a comunidades escolares, universidades, empresas, habitantes de Punta Arenas, Puerto Natales, Porvenir, grupos científicos y scouts, entre otros que deseen aportar con el cuidado y recuperación del medio ambiente. Del mismo modo, ha procurado que AMA Torres del Paine lleve a cabo proyectos como el actual vivero de lengas y un huerto semillero de lengas, para priorizar la reforestación de terrenos afectados por incendios.

Para el especialista, la co-gestión de este territorio (propietarios y la comunidad) es un complemento a la propia del Parque Nacional, constituyendo uno de los grandes aportes de la conversación privada. Y es que, en opinión del experto, la conservación privada no busca complicar a los dueños de terrenos privados, es más bien una aliada que ordena la gestión para cuidar la naturaleza a través de un plan de acción general de manejo a largo plazo, que incluye herramientas para que la comunidad pueda aportar pasiva y activamente a la conservación y hacer seguimiento de lo que está pasando en la reserva.

Nuestra Reserva también está desarrollando un portafolio biológico, con un registro de las especies de flora y fauna del territorio, para detectar puntos calientes de biodiversidad de interés. Para el biólogo Bahamonde, también Líder de Investigación, Ciencia y Educación de la Reserva Cerro Paine; “estos indicadores serán de gran valor para medir parte de la condición ecológica de Torres del Paine y los avances de la conservación, considerando que la reserva Cerro Paine es parte del territorio, y comprendiendo que las barreras son artificiales referenciales de los territorios, dado que la naturaleza es continua”.

El equipo de trabajo de AMA Torres del Paine para la conservación en Reserva Cerro Paine lo integran biólogos, guardaparques profesionales y de oficio, profesionales en turismo, viverista, y  persona especializadas en el territorio, entre otros, lo que se ha dispuesto para poner en marcha este ambicioso y necesario plan.

¿POR QUÉ LENGAS?

Nelson señala que los bosques de la zona son mayoritariamente de lenga, ñirre y coihue, y dado que la lenga no rebrota después de los incendios, el plan de reforestación busca conservar la biodiversidad original y característica de la Reserva Cerro Paine de estos bosques. “Queremos hacer restauración ecológica, y esperamos criar otras plantas en el futuro próximo. No obstante, buscamos que nuestras lengas no solo tengan un rápido crecimiento, sino más bien sean ecológicamente desarrolladas intentando disminuir al máximo la necesidad de acudir a fertilizantes químicos y hormonas, que puedan intervenir el ecosistema. Queremos replicar el funcionamiento de la naturaleza y solo ayudarle un poco, sin hipotecar el uso de recursos naturales lo que es negativo para el medio ambiente y en definitiva para nosotros mismos. Este es un proceso productivo de plantas muy amigable con el entorno”, señaló.

El Plan de gestión participativa busca vincular en la conservación de la Reserva a los trabajadores de las empresas turísticas, en cuanto a las temáticas medioambientales, incluyéndola dentro de sus relaciones contractuales con las empresas. Asimismo, espera seguir celebrando convenios con diversas instituciones de educación, a nivel escolar y universitario, generando espacios educativos y de voluntariado. Actualmente AMA Torres del Paine ya ha realizado la plantación de aproximadamente 60 mil plantas para recuperación del bosque en Torres del Paine, siendo su último logro concretar una reforestación de algo más de 17 mil en el Parque Nacional Torres del Paine entre los años 2014 y 2017, fruto la antes mencionada campaña local de reforestación escolar que movilizó a una gran cantidad de Magallánicos, dando muestra del compromiso social con nuestro territorio.

“Magallanes y Punta Arenas son únicos. Aquí se ocurren procesos biogeoquímicos particulares, siendo un laboratorio natural de biodiversidad y de una relación entre la población y naturaleza que debe enriquecerse positivamente. Tenemos un potencial único que aprovechar y oportunidades que no requieren de la explotación de los recursos, sino de su conservación, y eso ya es un tesoro en sí”, concluyó Bahamondes.

Capital humano: Academia de formación para guías turísticos

  • En 2018 innovamos creando la Academia de Formación Reserva Cerro Paine, capacitando a los guías turísticos en temas como historia regional y patrimonio, conservación, de la flora, fauna, glaciología, geología, y primeros auxilios; y se reconoció la especialización de muchos de ellos en escalada, caballos y mountainbike, fortaleciendo el compromiso y la identidad de nuestro recurso humano.

Con el objetivo de mejorar la experiencia de nuestros visitantes, Reserva Cerro Paine debutó en 2018 con la denominada “ Academia Reserva Cerro Paine”, un proyecto que busca fortalecer el conocimiento, habilidades y capacidades técnicas de los guías turísticos de la Reserva, formándolos en temáticas diversas como flora y fauna, historia, geología, glaciología y primeros auxilios, con resultados exitosos y satisfactorios para trabajadores y visitantes.

Boris Gutiérrez, Subgerente de Desarrollo Organizacional en Reserva Cerro Paine, destacó los progresos de este primer esfuerzo y confirmó el compromiso para este año, aprendiendo del trabajo realizado el año pasado y perfeccionando el plan de actividades y sus contenidos. El líder de la iniciativa, destacó la experiencia como una innovación de alto valor humano, dado que refuerza la identidad de nuestros guías con la Reserva y además potencia su formación, convirtiéndolos en un recursos humano diferenciador para la región.

“Partimos con el foco de dar orden y estructura a la formación de los guías y conformar una academia de formación continua, capaz de incorporar los lineamientos de servicio que nos identifican, y afianzar el vínculo con nuestros guías temporada tras temporada”, señaló Gutiérrez. Este modelo de capacitación se fortalece con los mensajes de las distintas gerencias, actualizando información, procedimientos y plan de manejo; promoviendo mejores estándares y protocolos de intervención.

 

La Academia estuvo a cargo de María José Marchant, Líder de Centro de Excursiones con amplia trayectoria en turismo, quien planificó una serie de charlas, además de la nivelación en el dominio del idioma inglés para todos los guías. Para este año, la Academia de Formación estableció objetivos diferenciados según las distintas áreas de trabajo.

 

“Estamos marcando un hito en la historia y la evolución de nuestra Reserva, y seguramente seremos un modelo para el sector turístico, formando capital humano experto en la historia y la biodiversidad de La Patagonia”, finalizó Gutiérrez.

 

Cada temporada, la Reserva cuenta con 450 trabajadores y durante el año, opera con un staff de 100 personas. El equipo está integrado por profesionales, técnicos y expertos por oficio.

Para Alejandra Covacevich, Product & Experience Manager de Reserva Cerro Paine, esta inquietud de profesionalizar a los guías nos obliga a mejorar nuestros servicios, ello considerando que las evaluaciones de visitantes superan el 90% de satisfacción.

“Queríamos estandarizar relatos y además reconocer a aquellos guías especializados en mountainbike, caballos y escalada, dado que agregan valor a nuestro servicio y entregan mayor confiabilidad a los turistas”, sostiene.

Como un recurso de orgullo de la Reserva, nuestros trabajadores son el vínculo entre el entorno y pieza clave de la experiencia que vive cada visitante. Covacevich explica que a partir de este programa, los guías son clasificados como guía junior, durante un año; guía de nivel medio, por otros 3 años; y avanzados, luego de ese plazo; generando además una valiosa comunidad y red colaborativa y un continuo coaching entre los más expertos y los debutantes. “Igualmente valioso, internamente queremos que nuestros guías perciban que hay un compromiso tangible de construir una alianza de largo plazo y de instalar capacidades de beneficios en 360 grados, en que todos ganan”, concluye.

 

La Academia de Formación de Guías de Reserva Cerro Paine es un proyecto innovador y sin duda marca un precedente en la Región, con guías altamente calificados para la industria turística.

Huerta Orgánica: Ahora usamos bolsas compostables

Desde fines del año pasado, la huerta orgánica de Reserva Cerro Paine dejó de utilizar plástico para envolver sus verduras y comenzó a implementar un sistema de gestión sustentable de residuos orgánicos.

Esta iniciativa es liderada por la encargada de la huerta orgánica, Carolina Escobar y su equipo integrado por Paloma Cavieres, Daniel Herbison y Susan Mckenzie, además de voluntarios; y surgió como una forma de mantener la calidad y la frescura de las frutas y verduras, sin la necesidad de envolverlas en plástico.

Read More

Grupo de la Fundación Ayüwn finaliza el circuito de la “O”

Con gran éxito concluye travesía por el circuito “O” de Torres del Paine que fue realizada por integrantes de Fundación Ayüwn.

¿Te imaginas poder recorrer los senderos del Circuito “O” de Torres del Paine sin poder ver o escuchar lo que sucede a tu alrededor, o simplemente con alguno de tus sentidos disminuidos? Sin duda alguna es una experiencia muy distinta a la que la mayoría de la población está acostumbrada. Un desafío único que pudo concretar un entusiasta grupo de seis personas en situación de discapacidad (visual, auditiva y cognitiva) con apoyo y en compañía de sus voluntarios.

Read More

Disculpa, pero esta entrada está disponible sólo en Inglés Estadounidense.

INTERGALACTIC COMPANY
"Ridiculus enim cras placerat facilisis amet lorem ipsum scelerisque sagittis lorem tis!"
Jojn Doe, CEO
Tel.: +1 (800) 123-45-67, +1 (800) 123-45-68
Fax: +1 (800) 123-45-69 (any time, 24/7/365)
E-mail: info@intergalactic.company
Website: http://www.intergalactic.company
Address:
221, Mount Olimpus,
Rheasilvia region, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy