Capital humano: Academia de formación para guías turísticos

  • En 2018 innovamos creando la Academia de Formación Reserva Cerro Paine, capacitando a los guías turísticos en temas como historia regional y patrimonio, conservación, de la flora, fauna, glaciología, geología, y primeros auxilios; y se reconoció la especialización de muchos de ellos en escalada, caballos y mountainbike, fortaleciendo el compromiso y la identidad de nuestro recurso humano.

Con el objetivo de mejorar la experiencia de nuestros visitantes, Reserva Cerro Paine debutó en 2018 con la denominada “ Academia Reserva Cerro Paine”, un proyecto que busca fortalecer el conocimiento, habilidades y capacidades técnicas de los guías turísticos de la Reserva, formándolos en temáticas diversas como flora y fauna, historia, geología, glaciología y primeros auxilios, con resultados exitosos y satisfactorios para trabajadores y visitantes.

Boris Gutiérrez, Subgerente de Desarrollo Organizacional en Reserva Cerro Paine, destacó los progresos de este primer esfuerzo y confirmó el compromiso para este año, aprendiendo del trabajo realizado el año pasado y perfeccionando el plan de actividades y sus contenidos. El líder de la iniciativa, destacó la experiencia como una innovación de alto valor humano, dado que refuerza la identidad de nuestros guías con la Reserva y además potencia su formación, convirtiéndolos en un recursos humano diferenciador para la región.

“Partimos con el foco de dar orden y estructura a la formación de los guías y conformar una academia de formación continua, capaz de incorporar los lineamientos de servicio que nos identifican, y afianzar el vínculo con nuestros guías temporada tras temporada”, señaló Gutiérrez. Este modelo de capacitación se fortalece con los mensajes de las distintas gerencias, actualizando información, procedimientos y plan de manejo; promoviendo mejores estándares y protocolos de intervención.

 

La Academia estuvo a cargo de María José Marchant, Líder de Centro de Excursiones con amplia trayectoria en turismo, quien planificó una serie de charlas, además de la nivelación en el dominio del idioma inglés para todos los guías. Para este año, la Academia de Formación estableció objetivos diferenciados según las distintas áreas de trabajo.

 

“Estamos marcando un hito en la historia y la evolución de nuestra Reserva, y seguramente seremos un modelo para el sector turístico, formando capital humano experto en la historia y la biodiversidad de La Patagonia”, finalizó Gutiérrez.

 

Cada temporada, la Reserva cuenta con 450 trabajadores y durante el año, opera con un staff de 100 personas. El equipo está integrado por profesionales, técnicos y expertos por oficio.

Para Alejandra Covacevich, Product & Experience Manager de Reserva Cerro Paine, esta inquietud de profesionalizar a los guías nos obliga a mejorar nuestros servicios, ello considerando que las evaluaciones de visitantes superan el 90% de satisfacción.

“Queríamos estandarizar relatos y además reconocer a aquellos guías especializados en mountainbike, caballos y escalada, dado que agregan valor a nuestro servicio y entregan mayor confiabilidad a los turistas”, sostiene.

Como un recurso de orgullo de la Reserva, nuestros trabajadores son el vínculo entre el entorno y pieza clave de la experiencia que vive cada visitante. Covacevich explica que a partir de este programa, los guías son clasificados como guía junior, durante un año; guía de nivel medio, por otros 3 años; y avanzados, luego de ese plazo; generando además una valiosa comunidad y red colaborativa y un continuo coaching entre los más expertos y los debutantes. “Igualmente valioso, internamente queremos que nuestros guías perciban que hay un compromiso tangible de construir una alianza de largo plazo y de instalar capacidades de beneficios en 360 grados, en que todos ganan”, concluye.

 

La Academia de Formación de Guías de Reserva Cerro Paine es un proyecto innovador y sin duda marca un precedente en la Región, con guías altamente calificados para la industria turística.